Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 1 de junio de 2017

DESPOJOS, QUE NO OREJAS

31/05/2017 Madrid . Las Ventas. Vigesimoprimera de abono. Lleno.
Toros de VICTORIANO DEL RÍO, bien presentados, mansos, algunos muy toreables. 

MIGUEL ÁNGEL PERERA. Estocada delantera y desprendida. Silencio. Estocada. Una oreja. LÓPEZ SIMÓN. Estocada tendida. Un aviso. Saludos. Pinchazo, pinchazo hondo y cuatro descabellos. Un aviso. Silencio.
ROCA REY. Estocada. Una oreja. Estocada y dos descabellos. Un aviso. Silencio.



Y para no variar, volvió a rondar la mansedumbre, los toros sin picar y los adaptados a ese toreo modernista de muchas vueltas y muchos muletazos, ¿Donde está la casta?.  Han quedado patentes los males endémicos que han primado toda la feria. Ignoro, o a lo peor no, el funcionamiento de la mesa de compras de la nueva gestora, pero a tenor del producto es para disolverá.
Ayer Perera, que en su día se quejó de los puristas, se llevó una oreja de los triunfalistas que tanto echa de menos y lo malo es que fue en en Madrid y en San Isidro, de esos que llegan a su localidad tarde, beodos, molestando a los demás y manchando con las bebidas. Ese es el público bullanguero que regala despojos, que no orejas. En el que hizo cuarto, el del regalo, practicó un toreo hacia afuera, sin colocación.
El de Barajas, atraviesa una fase muy distante a la que le abrió las puertas de Madrid, Quizás le pesa la larga temporada pasada, pero no entendió a ninguno de su lote y la pena fue el que hizo quinto, un toro que tenía muchas posibilidades, al que trapeó con trallazos, descolocado muy lejos de las suertes.
El Peruano, que sigue jugando con el valor. Volvió a dejar ver sus carencias, con un toreo perfilero de echar el toro a las afueras, se lo ciñe en bernardinaas y en chicuelinas, pero cuando hay que correr la mano con la muleta se le ve el plumero. El que cerró plaza, un manso de carreta, que salió suelto del caballo y de los embroques, le llevó a pelear en las querencias y allí regaló alguna embestida, peor Roca, volvió al perfileo.


En Madrid, los apéndices cada vez sin mas baratos, el exceso de triunfalistas de chaquetas ajustadas y pantalones tobilleros, por un lado y los beodos paletos horteras, hartos de Gin-Tonic, están degenerando la seriedad que una vez hubo en este coso y Donsimón ayuda.


Vimos muy buenas bregas y pareos de Curro Javier y de Javier Ambel y una magnífica suerte de varas a cargo de Sandoval.




No hay comentarios:

Publicar un comentario