Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 8 de junio de 2017

MUCHO TORO

07/06/2017.  Madrid. Las Ventas. Vigesimoctava corrida. Algo mas de media plaza.
Toros de REHUELGA y uno de SAN MARTÍN. Lidiado en 1º lugar.  Bien presentados, serios, bravos y encastados. El quinto premiado con la vuelta al ruedo.




FERNANDO ROBLEÑO. Dos pinchazos y estocada. Silencio. Estocada caída y seis descabellos. Un aviso. Silencio.
ALBERTO AGUILAR. Pinchazo y estocada corta desprendida. Silencio. Estocada caída. Saludos.
PÉREZ MOTA. Dos pinchazos y estocada Pitos. Pinchazo y estocada. Palmas.

Gran encierro el que presentó Rafael Buendía, de impecable presentación, bravos y encastados. Toros parejos en edad, todos cinqueños, que brindaron preciosas entradas al los caballos y protagonizaron buenas peleas, a pesar de las horribles varas que  recibieron, llegaron a la muleta con tranco y repitiendo Toros que no fueron aprovechados por la terna y se fueron al desolladero de mala manera con las orejas puestas.
Pocas veces se ve un encierro tan completo en hechuras y comportamiento, y tiene que ser en Madrid y en su feria cuando ocurra, para gloria de su plaza y acallar bocas de provincianos. La afición madrileña, tan criticada por provincianos, sabe ver con claridad y reconocer las excelencias de los toros y reconocer el buen trabajo o malo de los ganaderos, no necesitamos a ningún provinciano que nos enmiende la plana.
De la terna hay poco que destacar. Robleño estuvo espeso en sus dos toros, si bien el remiendo  de San Martín se vio muy por debajo del resto, tampoco pudo acoplarse a las exigencias del  cuarto. Aguilar, tuvo el lote soñado, dos toros de traca, se marchó el que hizo segundo sin que su matador viera sus excelencias, nunca se acopló con un toreo muy lejos de las suertes. Tardó media faena en ver al que hizo quinto y consiguió algún muletazo de calidad, volvió a las largas distancias y al toreo despegado. Pérez Mota, estuvo muy por debajo de su lote, practicó un toreo despegado , fuera de la suerte y perfilero, dejó irse al que hizo sexto, un toro soñado para Madrid.

Volvió, como muchas tardes de esta feria, a reinar el caos entre las cuadrillas, malas lidias y desastroso tercios de varas y banderillas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario