Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

viernes, 19 de mayo de 2017

ESTAMOS PERDIDOS

18/07/2017. Madrid. Las Ventas. Octava corrida. Menos de tres cuartos de entrada.
Toros de PARLADÉ/MONTECILLO, mal presentados descastados y flojos. 



CURRO DÍAZ. Media estocada. Silencio, Pinchazo hondo. Silencio.
IVÁN FANDIÑO. Estocada corta. Silencio. Estocada que atraviesa y seis descabellos División de opiniones.
DAVID MORA. Estocada trasera. Saludos. Estocada caída. Una oreja.



Impresentable el encierro que nos presentó D. Simón. Otro saldo y van ocho, este señor compra toros desastrosos, mansos, de infame presencia, indignos de una feria como San Isidro, un engaño para los aficionados y un desprestigio para Madrid. No es esto lo esperado SR. gestor cuando usted se daba esos baños de masas pregonando sus sanas intenciones, esas promesas de cambios se tornan en mentiras y engaños. Cuidado, las mentiras tienen las patas muy cortas. Además de impresentable, el encierro fue manso, apenas se picó, blandeo al salir del primer castigo y hubo un toro, el 5º sobrero del Montecillo, manso y burriciego con mala casta, que sembró el terror en el ruedo. ¡Vamos todo alegrías para la afición!.


La terna que era del gusto de Madrid, naufragó en un mar dudas frente a la moruchada del bodeguero. Curro Diaz, en su última actuación en el feria, se estará acordado del toro de Montalvo que se dejó ir sin torear. Dos intentos de desgana, el primero ante un parado y el segundo ante un rajado, fue su balance.
Fandiño, en el que hizo segundo, se limitó al perfileo fuera de la suerte en una faena insulsa. El que hizo quinto, Asustó a todo el plantel, primero al matador con dos coladas por el derecho, luego al picador, en un intento de montarse en el caballo, le puso los cuernos en la cara, corrió a los banderilleros que consiguieron parear de una en una, al final  Fandiño que un supo resolver el problema de la manera que enseñaron los mayores, aquellos macheteos del Viti que doblegaban a los moruchos peligrosos y una estocada mas o menos digna. Pero aquellos eran toreros, no pegapases.
Mora, saludó en el tercero, tras una faena insulsa y ventajista y en el sexto cobró una oreja de otra faena de engaño sin distancias y perfilera, que el Presidente premió por su cuenta con una muy leve petición.


Se desmonteró Angel Otero  en banderillas en el sexto



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario