Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

miércoles, 3 de mayo de 2017

2 DE MAYO EN MADRID

02/05/2917. Madrid. Las Ventas. Corrida Goyesca. Un cuarto de entrada.
Toros de SALVADOR DOMECQ, 1º y 2º, JOSE SANCHEZ, 3º y 4º y VICTORIANO DEL RIO, 5º y 6º, Desiguales de presentación, mansos en general.



DIEGO URDIALES. Estocada y dos pinchazos. Un aviso. Saludos. Dos pinchazos y tres descabellos. Un aviso. Saludos. Dos pinchazos al encuentro y estocada. Silencio.
PACO UREÑA. Estocada, Saludos. Media y tres descabellos. Un aviso. Saludos. Estocada. Un aviso. Una Oreja.

Tres ganaderías anunciadas y tres desechos, toros impresentables y descastados para un acontecimiento único que se celebra cada año, Ojo gestora, cuidado con la afición de Madrid, Tan solo  Curioso, fue una curiosidad. Manseó de salida, empujó en una gran vara que le aplicó Melgar, he hizo correr a los banderilleros. Adivinen, ¿Casta o genio?



Urdiales, dejo el sello de su toreo sobrio lleno de verdad en momentos de una faena incompleta, había respondido a las gaoneras de Ureña con chicuelinas gustosas en un quite al primero que dejó olor a la torería de ambos y abierta la puerta de la esperanza. Trasteó con soltura a un toro que le costaba humillar, el riojano consiguió que el toro se fijara en la muleta y puso el olé en los tendidos con su toreo al natural. El segundo,  fue un manso que se movía, daba cabezazos y se metía para adentro al que Urdiales no fue capaz o no quiso aplicarse, tan solo algún natural. El quinto de la tarde fue un manso de carreta, tomo las dos varas a regañadientes en las querencias, carreras de banderilleros y el correcaminos va para la muleta de Urdiales que le espera en el centro, dos coladas de las que ya había avisado y se desmorona todo, se pone tonto y no se deja matar, se encula en tablas y el matador aprovechando el viaje le deja una fea estocada.


Ureña, en su primer encuentro, quedó inédito al lastimarse una mano su oponente. En el que hizo cuarto, un manso que correteó yéndose de caballo a caballo, no se empleó el murciano co se esperaba en Madrid y vio como se le iba la tarde con poca gloria. Pero llegó el de Victoriano y puso en jaque a los actuantes, lo recibió Paco en la boca de riego con la muleta plegada en alarde de valor y empezó el baile, un toreo al natural de colocación perfecta y muy templado en dos series, también hubo temple en los redondos, pero el bicho se empezó a acordar de lo que dejaba atrás en cada muletazo y se revolvía con codicia y se pasó del arte a la pelea que el diestro aceptó con exceso de valor. SE fue tras la espada para cobrar una entera. El toro fue tardó en doblar y sonó el aviso. Una oreja de valor que le vuelve a poner en el sitio de Madrid.



No hay comentarios:

Publicar un comentario