Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

sábado, 22 de abril de 2017

EL CLUB DE LA COMEDIA

He leído un articulo del Sr. Colomer Camarasa,   que desde Cataluña, hace  una crítica de la actualidad taurina que no tiene desperdicio.
La curiosidad del hecho, demuestra que a pesar de su circunstancia,  la afición catalana está latente y percibe  con claridad el mal de la fiesta y a los malos de la fiesta.
El misticismo actual, eclipsa  la emoción en todos los aspectos de la tauromaquia, degenera los principios básicos del toreo y acaba con la diversidad de los encastes.
Las exigencias de las figuras y la connivencia de las empresas para convertir el arte en gran negocio, llevan a la degeneración de las tradiciones y cierran el paso a otros toreros evitando algún nuevo valor que pueda aportar otros estilos.
El análisis de la circunstancia, tristemente, solo está en manos de la afición añeja, en los que por edad vimos a las auténticas figuras, su competencia y su variedad de estilos y podemos comparar.
Las nuevas aficiones, mediatizas por el momento actual, no tienen el elemento comparativo de las otras épocas y adaptan sus gustos al modernismo evolucionista sin reparar en la falsedad actual del espectáculo. He aquí la dificultad para volver a la veracidad.
El único valor que conserva la fiesta, es la innegable verdad, que cualquier animal con cuernos te puede quitar la vida y esto va en el haber de cualquier torero.
Quede ahí como ejemplo gráfico, la misma suerte ejecutada por figuras de distinta época y cuya diferencia dista un abismo, elijan  ustedes donde se encuentra el arte y la verdad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario