Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

viernes, 30 de septiembre de 2016

MAL COMIENZO

29/09/2016. Madrid. Las Ventas. Primera de Otoño. Más de media entrada.
Novillos de EL TAJO/LAREINA y un sobrero de AVE MARÍA, lidiado en quinto lugar. bien presentados, con muy poca casta.






MANOLO VANEGAS. Estocada que atraviesa. Silencio. Estocada corta. Saludos.
PABLO AGUADO. Estocada trasera. Un aviso. Saludos. Estocada desprendida. Un aviso. Saludos. 
RAFAEL SERNA. Pinchazo y estocada desprendida. Silencio. Metisaca, pinchazo y descabello. Silencio.

Demasiada amalgama de sangres lo de José Miguel Arroyo. Presentó una novillada floja, muy baja de casta, manseando de salida, saliendo sueltos de los primeros encuentros y de escasa  pelea en varas.


De la terna de novilleros se puede decir poco, los bobalicones del Tajo y la Reina, calcados uno del otro se pasearon por el ruedo venteño sin asustar a nadie, llenos de bondad, se dejaron muletear a pesar del mal trato con que les obsequiaron sus matadores.
Lo de aprovechar el viaje, tan de moda en estos tiempos, es una práctica tan habitual como la de llevar la faena al tedio, como decía mi abuelo, pases del pegolete, volatines, muleta retrasada, toreo al hilo y demás zarandajas del toreo moderno.
Da tristeza ver a los aspirantes a torero diluirse en faenas calcadas, sin emoción y carentes de verdad torera, en ese ir y venir de muletazos a toros bobos y cuando sale un novillo que tiene algo que torear, caso del 5º de Ave María que aparezca el despiste y el ahora que hago.
Estar por encima del encierro de Joselito, era fácil, dada la bondad de los animalitos, pero la dificultad llega cuando al bobito hay que traerlo toreado y no trapeado.



El Venezolano, se pegó dos arrimones sin sustancia y practicó un toreo muy a la americana, pases por detrás, comienzo de faena de rodillas  y finales muy cerquita.
Aguado no obsequió con dos largas cambiada en la boca de riego que le costó el revolcón, se dejó llevar a la enfermería y como si estuviéramos viendo un teatrillo de pueblo, se fajó de sus porteadores para salir enfurecido a comerse al novillo.
Serna, que volvía a Madrid tras el grave percance de Junio, brindó su primero a D. Máximo, se diluyó ante los parones de sus enemigos.

También vimos destocarse a Angel Gómez en un buen tercio de banderilla y a José Ney Zambrano un buen tercio de varas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario