Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

lunes, 4 de julio de 2016

ENTRETENIDA SOLAMENTE

03/07/2016. Madrid Las Ventas. Menos de un cuarto
Novillos de Sepúlveda de Yeltes. Desiguales de presentación y juego. Mansos los tres primeros, toreables los tres últimos.



JOSE MANUEL. Dos pinchazos. Silencio. Cuatro pinchazos y seis descabellos. Dos avisos. Silencio
CURRO DURAN. Estocada caída. Silencio. Estocada. Silencio.
DANIEL MENES. Estocada caída. Oreja. Pinchazo y estocada trasera, Saludos.

Mucha diferencia entre los recordados Sepúlvedas puro Atanasio y los modernos juanpedreros. El monoencaste hace ya tiempo que ha colonizado y se ha instalado entre la cabaña charra, ese feudo de Santa Coloma, Lisardo y Atanasio ha sufrido la invasión del toro de carril o mejor de carrusel que da vueltas y vueltas para que su matador aproveche el viaje según viene sin cruzarse y descargando. La novillada de ayer tuvo novillos sin picar por su justeza, mansos, toreables y alguno noble como el cuarto que se fue sin torear.



El murciano llegó a Madrid bullicioso, valiente y con ganas, estuvo diverso con el capote y listo en banderillas, con poco riesgo, salvo en el tercer par al cuarto, acortó  los garapullos por la mitad y de hinojos cito en los adentros, recordándonos a aquel ídolo de S. Sebastián de los Reyes, "El Bala", saliendo apretado del embroque, De su toreo,  decayó decir que tuvo un novillo de triunfo, el segundo de su lote y se enfrascó en una faena de poco temple, mucha aceleración y poca continuidad. Muy mal con los aceros.
El sevillano pasó por Madrid con pocas ganas. Vimos un novillero apático, lejos de la bulla de sus compañeros. Su toreo definido modernista, lejos de las distancias, hacia afuera, esa falta de respeto a la pureza le resta transmisión y no llega al público.


El madrileño debutante mostró ganas, fue a los quites con variedad tuvo momentos de buena colocación, dibujó dos faenas ambiciosas. La primera al tercero, decayó en la fase final, cobró una estocada fulminante y recibió el premio del paisanaje. Al sexto lo recibió con tres largas cambiadas de rodillas y en la vertical con gaoneras que llegaron al tendido, la faena se volvió a caer en el final, cobró una estocada trasera tras un pinchazo  y salió a saludar. Dejo buen sabor en los tendidos a pesar de su corta carrera con picadores.

También vimos una magnífica brega del Niño de Aravaca en el tercero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario