Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

sábado, 18 de junio de 2016

LA INCOMODIDAD DE DON PEDRO





Estimado señor:
No sabe usted la pena que me da la incomodidad que le supone, la alineación de David de Egea como guardameta de La Roja. Pero es más penoso aún, el huso electoralista del que se aprovecha por esta causa, en la que no hay ni siquiera imputación del joven futbolista.
Dicho esto, es de entender la busca del voto a cualquier precio o rastrería que usted viene utilizando en ese ansia de ocupar sillón en el próximo gobierno.
Usted alardea de un socialismo arraigado en su corazón, pero esta claro que no es el que yo he conocido en otros tiempos, en tiempos en los que usted era un mero espermatozoide o embrión y con mucho esfuerzo se consiguió en España un gobierno Socialdemócrata que contribuyó a dar continuidad a una transición ejemplar y demócrata de verdad.
Usted nos promete un gobierno progresista que fagocite a la derecha, a sabiendas que es otra la formación política la que puede acabar con usted y lamentablemente con su partido y no la derecha. No obstante es ese partido el que le está tendiendo la mano para la formación de gobierno, ¿A que precio señor Sánchez? y ¿Cuánto está usted dispuesto a pagar?.
Usted no quiere escuchar a aquellos que fueron artífices de esa transición, los que hicieron grande al PSOE, aquellos que se reunían en la clandestinidad en aquel chalet de Miraflores de la Sierra, los que se hacían llamar Isidoro en lugar de Felipe y gobernaron España con mesura y sabiduría, aquellos que dieron con sus huesos en la cárcel de un régimen totalitario. ¿Entenderá usted que les asuste una alianza con un partido totalitarista?.
Fue usted quien acusó a Rajoy e Iglesias, en el descafeinado debate, de boicotear su investidura, no señor Sánchez, fue usted mismo quien impidió la coalición de tres partidos constitucionalistas que formaran un gobierno estable y llevar a los españoles a unas segundas elecciones, y a lo peor a unas terceras.
Admita su derrota señor Sánchez y dedíquese a ejercer una oposición coherente, fortalezca su partido y restañe el deterioro sufrido para su reconocimiento y el de su partido, aprenda de sus mayores, que es una buena práctica, para que el PSOE recupere su hegemonía y todos se lo agradeceremos.
No intente remar contra corriente, es un esfuerzo baldío que le llevará a un fracaso mucho mayor, cure sus heridas y arranque con nuevas metas, aplique su fuerza en empresas que le hagan conseguir éxitos y obtendrá muchas satisfacciones personales y colectivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario