Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

viernes, 13 de mayo de 2016

NO PUEDE SER

12/05/2016. Madrid Las Ventas. Séptima corrida, mas de media plaza.

Toros de EL VENTORRILLO, de pobre presentación mansos de juego desigual 

EL CAPEA. Estocada caída y tres descabellos. Pitos. Pinchazo, estocada tendida y nueve descabellos. Dos avisos. Pitos. Estocada contraria que atraviesa y estocada. Un aviso. Bronca.
MORENITO DE ARANDA. Pinchazo y media estocada. Un aviso. Palmas. Media estocada. Una oreja.
GONZALO CABALLERO. Dos pinchazos, estocada corta y cinco descabellos. Ovación. Pasó a la enfermería.

Muy pobre en general el encierro del Ventorrillo. Descastados y mansos, se escapó de la quema el  5º con movilidad y mas genio que casta.


No puede ser que El Capea, ocupe año tras año un puesto en San Isidro dejando a otros sin esa oportunidad. Un torero que tiene todo a su favor y que carece de la mínima vergüenza torera, incapaz de serenarse en la cara del toro, se dedica a trapear, a tocar los costados, sin el mas mínimo rigor artístico. En el único intento de torear en su segundo, lo hizo a distancias abismales, en un mar de dudas y ventajas que enervaron los tendidos, En el que mató por Caballero, se limitó a doblarse y entrar a matar ¡FUERA! ¡FUERA! fue el grito unánime de los tendidos para el diestro salmantino.



El de Aranda enlotó un primer toro de embestida brusca que permitía poca quietud, entre enganchones y cabezazos pasó el tramite. El quinto, el mejor de la tarde, permitió al Moreno el lucimiento, tuvo movilidad y embestida clara y Morenito lo aprovechó a su entender, excesivas distancias para componer una faena muy discreta, templados muletazos aprovechando el viaje. Colocó media estocada en buen sitio y tuvo premio.



El madrileño, nos es torero que se amedrante, consintió mucho a un toro que le había enviado varios avisos, se metía por dentro y se quedaba corto en la embestida y Gonzalo intentó meterlo en el capacho a base de consentir hasta que llego la cogida, un gafoñazo seco que le caló. No debieron consentir ni su cuadrilla ni el director de lidia que el torero se quedara en el ruedo para matar el toro, pero lo hizo en un alarde de valentía y pundonor.

Parte médico de Gonzalo Caballero. Herida en cara interna tercio medio del muslo izquierdo, con dos trayectorias, una de 20 cm hacia dentro que contornea el fémur y alcanza la cara externa del mismo, contusionando paquete vásculo-nervioso  produciendo destrozos en músculo vasto interno y otra de 15 cm que alcanza el fémur. Pronóstico grave.







No hay comentarios:

Publicar un comentario