Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

miércoles, 25 de mayo de 2016

LA VUELTA DEL HIJO

24/05/2016. Madrid. Las Ventas. Decimonovena corrida de abono. Lleno.


Toros de ALCURRUCÉN, al tercero se le dio la vuelta al ruedo; el 6º bravo y encastado, el resto deslucido por broncos y mansos.

DIEGO URDIALES. Pinchazo, pinchazo hondo y cinco descabellos. Un aviso. Silencio. Estocada trasera. Silencio.
DAVID MORA. Estocada. Dos orejas. Media estocada. Silencio.
ROCA REY. Estocada caída y descabello. Saludos con protestas. Estocada. Un aviso. Saludos.



Interesante encierro el de los Lozano, hubo variedad de comportamientos y varios toros aprovechables, exceptuando a Malagueño, que fue un carro de bravura y de acometividad, no quitó la cara de la muleta y atendió todos los requerimientos de su matador. Yo destacaría también el 6º que estropeó el peruano y el 1º al que Urdiales desestimó. Dos buenos toros y uno magnífico, es un balance muy positivo para una tarde en San Isidro.

Madrid es así, es un plaza ogro para algunos toreros y a su vez tiene sus hijos. Dos años llevaba sin volver uno de ellos, David Mora pertenecía de hecho y por méritos propios a la familia de Las Ventas. Aquella fatal tarde de hace dos años le apartó de los ruedos durante veinticuatro meses, pero como buen hijo, ha vuelto para agradecer a su plaza y sobre todo a su equipo médico.
Pero esta tarde David tuvo la suerte de cara al entrar en liza Malagueño, el toro soñado por el aficionado, bravo y encastado, que no dejó de embestir, primero al caballo y luego a la muleta de David para que se produjera la conjunción y fluyera el arte del toreo. No fue fácil meter a Malagueño en la función, acometía con violencia, pero David le iba ganando el terreno a cada muletazo para acabar las series con los mejores, trayéndole a la cadera y bajando mucho la mano, había faena y David lo sabía y no se podía escapar, entró a matar por derecho y cobro una estocada hasta los rubios que rodó a Malagueño. Dos orejas y vuelta al ruedo para el toro.
Urdiales tuvo un primero que valía, metía la cara y repetía pero el riojano no tenía el santo de cara y se limitó a sacarlo hacia afuera.
El sexto fue un toro de calidad y el peruano volvió a ser el abanderado del carnaval de Venecia, mucho trapeo, mucho torear de espaldas y olvidarse del toreo de verdad y que a Madrid se bien a torear.






1 comentario:

  1. Yo gracias a Dios vi otra corrida querido Vicente, y a un Peruano que se comió a los compañeros con ese lote y dejo con el culo al aire, a la muy pobre y lamentable afición de Madrid.El día anterior un corridon de toros "Novillada" y ayer una novillada de Sevilla a excepción de un toro. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar