Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

lunes, 9 de mayo de 2016

LA MOFA AL AFICIONADO

08/05/2016 Madrid. Las Ventas. Tercera de abono. Algo más de un cuarto.  A pesar de la mofa al aficionado que tuvo que aguantar el acondicionado del ruedo, por la negligencia de no haber colocado la lona protectora´ ¿Quién paga? El de siempre.
  
Toros de MONTEALTO, bien presentados con mas movilidad, el primero con mucha clase.



JUAN BAUTISTA. Estocada. Una oreja. Dos pinchazos y estocada corta caída. Silencio.
MORENITO DE ARANDA. Estocada caída y estocada. Dos avisos. Saludos. Pinchazo, pinchazo hondo y descabello. Saludos.
JOSÉ MANUEL MAS. Estocada y dos descabellos. Silencio. Nueve pinchazos, media estocada y tres descabellos. Tres avisos. Silencio.

Al encierro de Montealto, le sobró fachada y le faltó mucha casta, salvo el primero hubo de todo, mansos como generalidad, brutos embistiendo y rajados, tan solo el primero de nombre Capirote, salvó los muebles, fue un toro con clase, bondad y embestida clara.


El francés tuvo el premio de Capirote y como buen cofrade marcó el paso lento continuo y rítmico Bautista, ante tan rico manjar, se relajó y tuvo torería pisando terrenos de verdad para templar redondos de mano baja y acabar la faena con naturales enfrentados, firmó el cuadro con una estocada recibiendo y se llevó una oreja al esportón. En el cuarto que se quedaba muy corto, hubo intentos por los dos pitones y desistió.



El de Aranda, nos volvió a enseñas ese capote que también funciona, verónicas templadas, bajando las manos para recibir a sus dos enemigos. Con la muleta fue otra cosa, quiso torear con verdad y le costó una voltereta espectacular, a paratir del susto, empezaron los alivios. En el quinto que llevaba la cara al cielo y embestía con brutalidad, estuvo precavido y falto de sitio.


El madrileño se presentó con el escaso bagaje de un paseíllo la temporada pasada. Mucha responsabilidad y poca práctica se unieron al extraño lote que le dejó el sorteo. El tercero, primero de su lote, un manso de carreta, que de salida barbeó, tomo la primera vara en las querencias y se paró en la muleta. Y en el sexto, desarbolado por la responsabilidad, no encontró ni el sitio de torear, ni la forma de matar al toro que se fue al los corrales con media estocada.
Creo que encartelarse en feria tan importante, responsabiliza mucho a toreros de pocas tardes y es muy doloroso para el aficionado ver llorar de rabia a un hombre que mal o bien se ha jugado la vida.

También vimos, un gran tercio de varas a cargo de Paco María en el cuarto de la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario