Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

lunes, 16 de mayo de 2016

BUEYADA Y TOREO MODERNO

15/05/2016 Madrid. Las Ventas. Décima corrida de abono. Cartel de no hay billetes.



Toros de JUAN PEDRO DOMECQ, un sobrero del hierro titular, un sobrero de JOSÉ LUIS MARCA y otro del CONDE DE MAYALDE. Mal presentados, mansos, inválidos, con poca fuerza y menos casta.













ALEJANDRO TALAVANTE. Pinchazo y estocada corta. Silencio. Tres pinchazos, estocada desprendida y descabello. Silencio.
ROCA REY. Dos pinchazos y estocada caída. Palmas. Pinchazo y estocada. Silencio.
POSADA DE MARAVILLAS. Cuatro pinchazos y media estocada. Un aviso. Silencio. Estocada Silencio.
A las pocas horas de descubrirse en el patio de arrastre el azulejo acreditativo de mejor corrida de la feria de San Isidro 2015. D. Juan Pedro Domecq Solis, nos ha obsequiado con una moruchada infumable, indigna de cualquier coso taurino, dejando en suspenso, una tarde de expectativas, como deja patente el cartel de no hay billetes.
El encierro careció de presentación, de fuerzas, a pesar que se les hizo arañazos y no puyazos, descastados, pero a pesar de ello, noblotes, sin asustar a nadie.



La tarde empezó mal, tan solo unas verónicas de recibo de Posada. El confirmante se diluyó en ese toreo moderno de carrusel, orejero, de toreo en la pala del pitón y de hacer dar vueltas al toro a distancias abismales. El sexto, sobrero de Mayalde, cobró en varas lo que no habían dado a sus compañeros y como tal duró poco.
Vimos a un Talavante en dos versiones, la de torero fácil intentando al natural, sin distancia y descargando y la de enfermero de toreo a media altura para esconder la flojera del animalito, con un toreo desabrido sin colocación sin obligar al bicho y usted me dirá´, si le obliga se cae, ¡Pues que se caiga!


Roca Rey, que volvía después de encandilar a los del clavel, se pensó que todo el campo es orégano y comenzó, con un toreo mejicano de pases de espalda, revoleras, gaoneras emulando a los abanderados del carnaval veneciano, obviando el toreo fundamental a la verónica. Con la pañosa, intentó lo de siempre, pero esta vez fuera de cacho y muchos de los que le aplaudieron y le dieron el regalo de la puerta grande le pitaron. Para más en su favor tuvo en el tercero de la tarde, el único toro viable, con embestida clara y templada, con el que volvió a hacer aguas, muy fuera de distancia y sin poder darse el arrimón de costumbre.

Para colmo de males, hay que destacar las lidias. No se si las cuadrillas se contagiaron de los toreros o fue la ley de Murphy o que son todos muy malos, desastrosa la actuación de picadores y banderilleros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario