Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 14 de abril de 2016

ME CUENTA PACO

13/04/2016. Sevilla, Real Maestranza. Undécima corrida. Más de media entrada.



Toros de VICTORINO MARTÍN, desiguales de comportamiento, de juego excepcional 3º y 4º, que fue indultado.

MANUEL ESCRIBANO . Pinchazo, estocada atravesada y caída. Un aviso. Silencio. Su segundo toro indultado. Dos orejas simbólicas.
MORENITO DE ARANDA. Pinchazo y estocada delantera. Un aviso. Silencio. Bajonazo. Silencio. PACO UREÑA. Estocada caída. Dos orejas. Pinchazo y `pinchazo hondo. Ovación.
 
Por fin mi arma, casta a raudales. Que diferencia cuando hay un toro en la plaza, que emoción y que clamor  y la maestranza en pie a cada muletazo. Esta claro Vicente que no se puede quitar el protagonismo al toro en este bendito espectáculo, la emoción la pone el toro y no vale el toro moldeado de carril que parece una verbena, el toro tiene que ser fiero y si tiene calidad al embestir mejor. Cobradiezmos ha dejado en Sevilla un reguero de casta inolvidable. ¡En hora buena ganadero!

Muy bien Escribano, valiente en el que abrió festejo que le exigió mucho, se metía por dentro y le buscaba y al final le encontró y se le echó al lomo. Pero le llegó el premio en el cuarto de la tarde, se fue a portagayola a saludarle, en el caballo en el segundo pullazo se recostó para que algunos tuvieran algo que decir, llegó a la muleta embistiendo con ansia, muy humillado y había que estar allí y el sevillano estuvo con un firmeza exagerada, sin dudarle un ápice y bajarle la mano hasta el suelo y Cobradiezmos se trago la faena sin rechistar, una faena potente, sin altibajos con muletazos largos. Tal fue la conjunción que La Maestranza fue un clamor pidiendo el perdón para Cobradiezmos y el palco mostró el pañuelo naranja.
Ya había calentado los tendidos en el tercero el murciano, Ureña entendió a la perfección al vitorino, si bien el comienzo de la faena fue incierto, cobró fuerza a la mitad, para acaba con un toreo con la mano derecha, macizo de muletazos largos de mano baja, cobro una estocada de buena ejecución, lástima la colocación algo baja y tuvo premio. Con la puerta de príncipe entreabierta, el sexto , que se quedaba corto, no le permitio redondear la tarde.
No fue la tarde de Morenito. Naufragó a las exigencias  del segundo que tenía su miguita y en el quinto quiso cubrir el expediente con un trapeo por la cara.

Esto es todo hermano, esta tarde ha valido por todo el abono, hemos visto, toros bravos, exigentes inciertos y parados y toreros con ganas y valor. Muy  buenos ingredientes para elaborar un gran guiso.

Me alegro hermano y que expreses tu alegría con la vena de hostelero que te ha dado tantos triunfos un beso y hasta mañana

No hay comentarios:

Publicar un comentario