Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

viernes, 11 de diciembre de 2015

LA CUESTION ES:

Que para la denostada Fiesta, cada día es más difícil encontrar toros. El toro tonto, de carril, el de los sesenta muletazos, se ha instalado en el centro de la cabaña brava y ha desbancado a los encastes que en su día fueron mayoritarios.

Esta situación provoca la falta de emoción y degenera el espectáculo llevándolo a la risión y al aburrimiento. Nadie pone coto y la verdad se ve apartada de una realidad perdida que a su vez provoca otra enfermedad más, ¡Como si no estuviera ya bastante enferma!.

No hace mucho en una entrevista a Paco Camino en Tendido Cero, el gran Maestro puso de manifiesto con toda claridad este momento. Hoy no se sabe torear, afirmó, si no sale el toro de carril las figuras dejan de serlo, un toro de Santa Coloma bueno, tiene veinticuatro muletazos y dos adornos y si intentas darle más te echa mano, pero si te salía el malo, te quería comer en el primer muletazo.
Juan Luis Fraile, ganadero de Santa Coloma, vía Graciliano. Prefiero que las figuras no toreen mis toros ¡Tranquilo Juan Luis que no lo van a hacer!. Mira orgulloso el azulejo del patio de arrastre de Las Ventas que conmemora la efemérides de aquel memorable encierro del 16 de Mayo de 1999.

Graciliano de Escobar. Isla Mínima

La vacada de Isla Mínima que acogía también Gracilianos del ganadero Mauricio Escobar, acabó en el matadero. Los Coquillas de Cifuentes, corrieron la misma suerte y así poco a poco van cayendo encastes que en su día eran preferidos por los figuras del momento para pasar al  momento del toro bodeguero de los sesenta muletazos que se va de los caballos con un arañazo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario