Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

viernes, 2 de octubre de 2015

NADA, NADA Y NADA

01/10/15. Madrid Las Ventas 1º de abono Feria de Otoño. Tres cuartos de plaza.
Novillos: EL TORREÓN y un sobrero 5º de DOLORES RUFINO. Muy mal presentados, blandos de poca casta y de pobre juego.



FILIBERTO. Dos pinchazos y cuatro descabellos. Silencio) Pinchazo y bajonazo. Saludos con protestas.
ALEJANDRO MARCOS. Pinchazo, estocada atravesada y dos descabellos. Un aviso. Silencio. Estocada que atraviesa y siete descabellos. Silencio.
JOAQUÍN GALDÓS. Pinchazo, estocada y descabello. Silencio. Pinchazo, estocada corta y descabello. Silencio.





Desastroso encierro del Torreón para la primera de Feria. Abrió Feria Trajesino, un inválido que no se tenía en pié al que D. Javier no devolvió a pesar de las protestas. Entre flojeras e invalideces saltó a la arena Maestrino en 5º lugar y D. Javier lo devolvió porque el animalito que parecía una sardina rodaba por el suelo y se tumbaba. Se salvó el de Dolores Rufino que manseó  escandalosamente de principio y cambió para bien en la muleta.

Esta vez no se puede decir que la terna carecía de bagaje, contaban sus actuaciones por triunfos y trofeos conseguidos, pero se estrellaron con el encierro del maestro Rincón. No hubo material para el lucimiento, el que no se caía se acababa con prontitud. Hay que reconocer que la novillada no se comía a nadie, las pocas embestidas eran nobles pero de una sosería extrema.






















Los jóvenes volvieron como tantos otros al toreo fácil, moderno y sin emoción, aunque el enemigo no fuera tal. Ese toreo perfilero de ligazón fuera de la suerte que está tan de moda, esa forma de citar de figura descompuesta, esa práctica de toreo hacia afuera de muletazos larguísimos. Dentro del tedio escapó un serie de naturales de Alejandro Marcos a sobrero de Dolores Rufino que metía la cara con buen tranco y que el coleta se enteró tarde de la valía del novillo.

También vimos una buena brega del Suso en el 5º y desmonterarse en banderillas a Raul Adrada.



1 comentario: