Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 23 de julio de 2015

DUELO DE TITANES



Destronado en su tierra. Así ha quedado Enrique Ponce por la gestión de Julián, su escudero y la anuencia de Coutiño o Casas o el FIT o vaya usted a saber.
Estos salvadores de la fiesta que cada paso que dan lo hacen para salvarnos a los aficionados y no sabemos agradecérselo, que siempre miran  por la justicia taurina y en defensa de la Fiesta, se han cepillado a mister Ponce de la feria de Valencia, que es como decir que al Cid Campeador le ganara la batalla el moro.
No voy a decir ni bien ni mal, pero mister Ponce, usted también ha sido partícipe de la merienda en otras ocasiones y si con su experiencia y sabiduría no se ha dado cuenta de donde estaba ¿Tendrá también algo de culpa? ¡No!
A usted le han ganado la batalla por exigir algo que molesta al mandamás, ¡No se queje! usted sabe bien quien manda en esto, a lo peor antes de hablar con la empresa debió consultar a Julirey y organizar, como hace él, el reparto de la tortilla.
Es triste que usted ponga el grito en el cielo porque le ha picado el mosquito. Le recuerdo que fue partícipe del G10, inventor y propulsor de desatinos y dañinas consecuencias. ¡No se queje mister Ponce!
Que usted se merezca esto o ¡No! es harina de otro costal, por méritos taurinos seguro que ¡No!, pero si se ha dejado querer y sentado a la mesa de los rutilantes habría que someterlos a valor y a lo peor lo que para usted es derecho para la afición es consecuencia.
Triste hecho el que a buen seguro vivirá asunte de su feria, Asúmalo deportivamente y no empañe su carrera en desatinos y batallas perdidas y si considera que debe aceptar la justa, hágalo en los ruedos, donde antiguamente se ponían las cosas claras entre matadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario