Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

miércoles, 3 de junio de 2015

CUADRI TAMPOCO


02/06/15. Madrid, Las Ventas. Vigésimo sexta de feria, algo más de media entrada.
Toros de CUADRI, bien presentados, faltos de casta que se pararon en la muleta, 2º y 4º toreables




LUIS MIGUEL ENCABO. Estocada atravesada . Silencio. Estocada que atraviesa y seis descabellos. Un aviso. Pitos.
FERNANDO ROBLEÑO. Estocada trasera. Un aviso, Saludos. Metisaca y bajonazo. Silencio.
ALBERTO AGUILAR. Tres pinchazos. Silencio. Pinchazo, media y tres descabellos. Silencio.

El apreciado ganadero D. Fernando Cuadri presentó una corrida de magnífica presencia, pero carente de casta, tan solo dos toros se salvaron del desastre, el lidiado en segundo lugar que tuvo nobleza por el pitón izquierdo y el cuarto, que se quiso comer a Encabo, el resto se paró en la muleta. Hay que reconocer que a estos y a otros toros, se les pica de diferente manera que a los Juan Pedro y sucursales, lo que no es óbice para justificar los parones en la muleta.





Encabo tuvo que emplearse afondo para robarle algún muletazo al primero al que no había manera de echar a andar. El cuarto, el único que llegó con movilidad al tercer tercio, le buscó en cada muletazo, repitió las embestidas unas veces claras y otras inciertas poniendo al matador en apuros varias veces.


Robleño, curtido en trances, tuvo en el segundo un toro al que tardó en descubrir el pitón bueno, después del trasteo preliminar y comprobar la bonanza de ese pitón , consiguió algunos naturales templados y a base de irle muy cruzado ligar alguna serie de mérito. El quinto sin opciones se paró en seco y el arrimón no tenía mucho sentido.



Aguilar, no tuvo opción en su lote, pero él tampoco estuvo en el sitio de torear, anduvo sin sitio toreando a mucha distancia sin encontrar la posición.




También vimos, un magistral primer par de Angel Otero, el mejor de feria hasta ahora. En la segunda entrada, buena de ejecución, no clavan las banderillas y caen al suelo. Incomprensiblemente D. Trinidad cambia el tercio cumpliendo con el reglamento ya que el toro tenía cuatro banderillas en el lomo, privándonos de la repetición, fue el propio Otero pidiendo permiso a su matador y al Presidente quien hiciera la segunda entrada con el tercio cambiado.


Habrá que hacer al final de feria un recopilación de las actuaciones de presidentes y asesores.





1 comentario:

  1. Una de las corridas que mas ilusion desperto en mi nada mas verla anunciada en los carteles...y que decepcion, toros a los que no se les hicieron las cosas bien desde que salieron, a los que masacraron en el caballo y a los que no se les dieron ni la colocacion ni la distacia que cada ejemplar requeria, tambien para ser justo hay que decir que a los toros les falto transmision y ese puntito de acometividad caracteristica de esta ganaderia. me queda la duda de haberlos picado adecuadamente si el juego de alguno de ellos hubiese sido diferente

    ResponderEliminar