Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

lunes, 6 de abril de 2015

TOREAR ES QUERER

05/04/15 MADRID LAS VENTAS. Algo menos de media plaza
Toros: de MARTÍN LORCA/ESCRIBANO, de impecable presentación, de poca fuerza y juego  muy desigual.


EUGENIO DE MORA. Pinchazo y estocada tendida. Un aviso. Saludos. Estocada desprendida. Un aviso. Una oreja.
PEPE MORAL. Estocada. Saludos. Estocada. Silencio.
VÍCTOR BARRIO. Estocada tendida y delantera- Ovación. Estocada atravesada y dos descabellos Vuelta.

Y los tres quisieron. Pero esto del toro también tiene su lotería en la adjudicación de los lotes. Los tres coletas, dejaron la impronta de lo que quieren, triunfar, pero a veces no se da la rotundidad de una tarde redonda por culpa del protagonista, el toro.

El de Mora estuvo en torero, tubo un primero con muy escasa fuerza al que apenas se picó, llegó muy parado y defendiéndose a la muleta y Eugenio tuvo que ponerlo todo para aguantarle las tarascadas y sacarle una serie en redondo y otra de naturales de toreo bueno. El cuarto fue un toro de embestida clara y mucha calidad y enfrente había un torero que se cruzó y cargó la suerte para lograr un a faena maciza, llena de torería añeja, esa que buscamos los aficionados antiguos y apenas encontramos, esa que no tiene alivios ni engaños, derechazos profundos hacia dentro, naturales firmes guardando la verticalidad, una clase de torería de la buena que tubo el premio.


El sevillano apechó con el peor lote, pero no le faltó disposición y estuvo en todo momento por encima de sus enemigos, al segundo de la tarde tampoco se le picó  y aun así llegó parado al último tercio no regalando ninguna embestida clara. El quinto hizo lo mismo que su hermano, no permitiendo el lucimiento, eso sí se llevó en lomo la mejor estocada de la tarde.


Al segoviano se le acabó pronto el jabonero que salto en tercer lugar, Barrio quería calentar de entrada y se fue al centro del ruedo a recibirlo. El sexto dió muestras de mansedumbre de salida, corretón, no atendía los capotes, pero he ahí que tomo tres varas, una de ella en las querencias. Siguió dando la lata en banderillas haciendo hilo,  pero enfrente estaba Jarocho para poner orden. En el tercer tercio se fue a tablas, todo parecía que acabaría allí, pero Victor se metió en su terreno y a base de temple, le sacó una faena que no tenía, perdió el trofeo por los aceros, la estocada muy baja y los dos descabellos enfriaron a presidente.



Fue una tarde gustosa para el buen aficionado, nos gustó Jarocho en banderillas y en la brega y una vara al relance al sexto de Luciano Briceño.



No hay comentarios:

Publicar un comentario