Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

viernes, 24 de abril de 2015

POR FIN TOROS Y VICTORINO CON NOTA ALTA

23/04/15. Plaza de la Real Maestranza. Novena corrida. Tres cuartos de entrada. 
Toros de VICTORINO MARTÍN, Bravos 3º, 4º, al que se le dio la vuelta al ruedo, y 5º, sin historia 1º y 2º, parado el 6º.

ANTONIO FERRERA. Bajonazo. Silencio. Dos pinchazos hondos. Un aviso. Vuelta.
EL CID . Tres pinchazos y estocada. Silencio. Dos pinchazos y media estocada. Silencio.
MANUEL ESCRIBANO. Estocada. Una oreja. Estocada. Palmas.

Cuenta Paco

Ni Victorino llena La Maestranza mi alma. Por fin vemos toros en Sevilla y me temo que a tenor  de lo visto hasta ahora y lo que queda, Cuvillo y Jandilla, no los volvemos a ver hasta la corrida de Miura. No recuerdo una feria igual, sin toreros, sin casta y con tendidos vacíos. Seguimos esperando la faena de la feria pero esta no llega y es que falta material. Por salvar algo de lo ocurrido hasta ahora, las faenas de Nazaré, Pepe Moral y Manzanares con reserva y la voluntad de Garrido. Flaco bagaje en ciclo tan importante ¿Quien tiene la culpa?
Foto Arjona
Una faena de torero con poder nos regaló Ferrera al buen cuarto que embestía haciendo surco y como el coleta no se arruga, lo cuajó con redondos de calidad y dos series de naturales lentos y de mano baja, se le fue el trofeo con los aceros y se despidió al burel con una merecida vuelta, hasta ahora el toro de la feria y la faena de la feria..
El Cid pasó sin pena con un segundo que se quedaba corto y no transmitía. Pero tuvo un quinto de aquellos que desorejaba antaño y no pudo con ese genio propio de los Albaserrada encastados, ese tipo de toro que requiere la firmeza y la decisión de la que hacía gala el matador. Difícil compromiso tiene Manuel Jesús en Madrid con la encerrona.
Valor seguro en Sevilla es Escribano, este sí es profeta en su tierra, acepta el compromiso de la diversidad de encaste y cumple. el encastado tercero le quiso comer, pero Escribano no es torero fácil de amedrentar y se sobrepuso a la fiera, muy cargada pero importante la faena con la mano izquierda que sometió al Victorino, espadazo de remate y trofeo de peso que dejó abierta la incertidumbre de lo que pasaría en el sexto. El sexto llegó muy parado a la muleta y Escribano no pudo rematar la tarde.

Difícil respuesta tiene la pregunta que lanzas Paco, en mi opinión la culpa la tenemos todos, los empresarios comerciales que solo miran la pasta y se olvidan de los paganinis que la generan, los toreros exigentes y caprichosos que se juntan en grupos en respuesta de agravios y hacen más daño que lo que arreglan, los ganaderos comerciales que lidian basura y cierran carteles a ganaderías legendarias que acaban en los mataderos y por último los aficionados que de manera pasiva nos seguimos sentando en los tendidos, aunque cada vez sean menos.


Un abrazo Paco. ¿Esperas lleno esta tarde?












No hay comentarios:

Publicar un comentario