Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

miércoles, 1 de abril de 2015

LA TARDE DE LOS INOCENTES



Efectivamente será la tarde de los inocentes, inocentes por que ellos no son culpables de su situación, forman parte del sistema y sufren las consecuencias de la intolerancia y el inmovilismo de los que mandan, esas figuritas que practican la mentira taurina con toda la impunidad.

El cartel venteño del Domingo de Resurrección los forman tres toreros de verdad, de esa verdad que han demostrado en cada actuación, si bien estas son menos de las que merecen, cada una de ellas ha puesto en el ruedo emoción, entrega y grandes dosis de verdad. Ellos no eligen el ganado, como otros, no mistifican los carteles, como otros, no eligen día y están a la espera de que suene el teléfono con los trastos preparados para salir de najas, no es comparable su caché con el de las figuras y por el contrario dan mucho más que ellos.


El domingo no va a ser tarde de claveles, aunque se lo merecen más que otros. El aficionado añejo solo espera que lo de Martín Lorca meta la cara y el festejo sirva para poner las cosas en su sitio tal como a pesar del fracaso sirvió el gesto de Fandiño.
La fiesta no está muerta, esta herida y necesita de toreros y ganaderías que emocionen para que el aficionado vuelva a los tendidos en mayoría.


El pasado domingo quedó patente el gusto de la afición con el espectacular lleno de Las Ventas y la consecuencia no fue más que la diversidad de encastes y el gesto del torero. Es improbable que se repita el lleno, a pesar de lo interesante del cartel con tres triunfadores, pero los aficionados añejos estaremos en el tendido con la ilusión de volver a ver torear y si esto ocurriera, con la misma ilusión de que la autoridad reparta justicia en otorgar los trofeos.

Que quede claro que ellos van a estar el Domingo por merecimientos propios, que nadie se lo ha regalado, que de ese festejo puede salir o no gran parte de sus temporadas. Así, que Dios reparta suerte

No hay comentarios:

Publicar un comentario