Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 23 de abril de 2015

A LOS BODEGUEROS SE LES AVINAGRA EL VINO

22/04/15. Plaza de la Real Maestranza. Octava corrida. Tres cuartos de entrada. 
Toros de PARLADÉ/J.P. DOMECQ y EL PILAR, muy mansos y descastados.

ENRIQUE PONCE. Estocada. Silencio. Estocada corta y caída. Un aviso. Palmas.
SEBASTIAN CASTELLA. Tres pinchazos y media estocada trasera. Saludos. Media estocada trasera y tendida. Silencio.
JOSÉ GARRIDO. Estocada delantera y caída. Silencio. Estocada desprendida. Vuelta.

Cuenta Paco

Buena entrada pero lejos del lleno. Otra moruchada indecente, a los bodegueros se les avinagra el vino. A la negativa de las figuras hay que añadir la falta del toro, es como el vino aguado, sin fuerza, no hay espectáculo ni emoción, estamos pasando tardes largas, plomizas y  sin interés
 Los aficionados añejos lloramos viendo esto Vicente, tú sabes lo que quiero a mi Sevilla y a su feria, nací en Sevilla y he vivido en Sevilla los 63 años que acarreo y jamás había visto nada igual. ¡Que la Santísima Esperanza de Triana nos ayude!.

Se devolvió el primero de manera arbitraria sin saber por qué, el animal no quería salir del chiquero y la tardanza y los síntomas de mansedumbre le volvieron a meter.

Foto Arjona
Lo destacable fue la disposición de Garrido en el sexto, un mansote que se metía por dentro con malas intenciones, pero el alternante le aguantaba las tarascadas para lograr lo mejor de la tarde con la derecha, con la izquierda lo intentó y pasó un quinario, fue una pelea de torero hecho que la Presidenta no consideró suficiente para otorgar trofeo, trofeo que no hubiera molestado a nadie.
Ponce solo fue capaz de robarle algunas embestidas al cuarto con esa maestría que le sobra.
Castella cuidó la poca fuerza del tercero para componer un atisbo de faena con momentos de temple. En el quinto, un manso engañoso que peleó en varas con arrancadas largas, se diluyó en la muleta al primer ataque del coleta, rajándose de manera ostensible.

Aquí acabó todo. No quiero más lloros, pero por La Maestranza solo han pasado una piara de toros sin casta, sin emoción, algunos sin presencia, en definitiva un desastre de los Juan Pedros y sus sucursales como tú bien dices. Un abrazo y hasta mañana.

Con suerte hermano esta tarde habrá lleno, toros y toreros. Victorino casi siempre acierta, añade dos sevillanos acostumbrados a lo duro y el extremeño que no se arruga.




No hay comentarios:

Publicar un comentario