Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

miércoles, 26 de noviembre de 2014

TORO, TORITO Y AVICHUCHO


Tres términos para lo que debiera ser uno solo, "Toro". A la afición se le engaña con diversidad y alevosía y digo afición a la totalidad de personas que se sientan en un tendido a ver una corrida de toros.
Hace tiempo ya que la temporada americana, salvo en alguna plaza, se caracterizaba por la falta de trapío en general. Pero lo que está ocurriendo en los últimos años, es inaceptable incluso para el aficionado menos experto.

EL TORO
El toro en su belleza debe representar en el ruedo la emoción y al torero el miedo y la incertidumbre para sobreponerse  y vencer en la pelea. Por ello debe conservar toda esa belleza en hechuras, pureza y cualquier tipo de manipulación. Pocas ganaderías cumplen el requisito y las que lo cumplen, lidian escasos festejos y con matadores de segunda o tercera fila.
EL TORITO. Es el toro acomodado justo de hechuras, con poca cara o con la cara manipulada y adaptado al toreo modernista, es decir que de vueltas y que moleste poco. Muy común también en España. Este es el más común en América a pesar de que la mayoría desciende de encaste españoles ¿Poco cuidados? ¿Exigidos por las figuras españolas? ¿Adaptados a otras exigencias? ¿De quién?. Lo difícil de las preguntas, se esconde en la oscuridad de las respuestas y de quien las debe contestar.


EL AVICHUCHO.
Es el toro impresentable, posiblemente un cruce de gallo de pelea y Pit Bull, por aquello del ave y el chucho. Es el del engaño manifiesto, el impresentable en cualquier plaza en festejo mayor. Este animalito de momento no ha llegado a España, pero ojo que puede llegar, tal como se está poniendo la fiesta no sería de extrañar.
Ojo que esta intoxicación taurina se puede convertir en pandemia y formar parte de una nueva exigencia de las figuritas y esto si puede acabar de manera definitiva con la fiesta, esta situación si bajaría a la afición de los tendidos



No hay comentarios:

Publicar un comentario