Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

lunes, 6 de octubre de 2014

BUENO EL FINAL DE FERIA

05/10/2014. Madrid Las Ventas, rozando el lleno. Ultima de la Feria de Otoño

Toros de Adolfo Martín, bien presentado de desigual juego. Un sobrero del Puerto de San Lorenzo lidiado en 5º lugar. Manso de solemnidad.



UCEDA LEAL: Pinchazo y estocada. Silencio. Estocada trasera. Pitos
DIEGO URDIALES: Estocada desprendida. Un aviso. Oreja. Estocada y descabello. Silencio.
SERAFIN MARIN: Estocada . Palmas. Estocada. Oreja.









Tuvo interés el encierro de Adolfo por su diversidad de juego, todos los toreros tuvieron al menos un toro con posibilidades en su lote. El primero que metió la cara con clase en el capote, llegó a la muleta humillando, pero Uceda se limitó a espantarle las moscas de la cara. 


El segundo que acusó escasez de fuerza, se le dosificó en la lidia y llegó al tercer tercio con suficiencia para regalar embestidas de mucha clase. He ahí que Urdiales, conocedor de la circunstancias, aprovechó para dar una magistral clase del toreo puro, tan escaso en la actualidad, cruzado y cargando la suerte, eso que no hace casi nadie y levantar los tendidos. Por que será que el toreo bueno  cala en todos, incluso en las nuevas generaciones taurinas contaminadas por el toro que da vueltas y el torero toreando en la oreja. Cuando hay toro y torero hay emoción y la mezcla acaba siendo buena y a gusto de todos.


El tercero manseó de salida, le costaba pasar y medía en los capotes, recibió poco castigo y llego a la pañosa tardo y con poca fijeza, se quedaba a mitad del viaje desarrollando peligro.

El cuarto se fue al picador en el 1 al relance y recibió un vara excesiva, repitió el el mismo tendido la segunda quedando muy parado, Uceda lo treasteó y abrevió.

El quinto se dañó en una caída al rematar en el burladero del 9 y fue sustituido por 1º sobrero del Puerto de San Lorenzo. Lástima porque el sobrero resultó un buey de carreta, manso de solemnidad no dio posibilidad alguna a Urdiales que olía la puerta grande.

El sexto fue otro toro de triunfo, con mucha clase, sobre todo por el pitón derecho. Serafín nos volvió a la realidad del torero moderno, descolocado toreando en la oreja y ligando muletazos sin sabor pero que calan en las nuevas generaciones, mató bien y hubo pañuelos.
La temporada toca a su fin, nos que la Pahala para el día 12 y finiquitar la temporada, ¡ Hasta el Domingo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario