Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

domingo, 31 de agosto de 2014

EL ADIOS DE UN TORERO


“A José Cubero YiYo”


Quiso Dios que te sentaras, aquella tarde a su lado.
A cruel festejo llegaras, de aquella forma invitado.
Te quitó la vida un toro, donde mueren los valientes.
Vestido de grana y negro, para orgullo de las gentes.


Quiso Dios que te sentaras, aquella tarde a su lado.
Toro de negras entrañas, dime por qué le has llevado.
Suenan clarines de luto, llora una medre a su lado.
Lanza plegarias al cielo, con el pecho desgarrado.


Quiso Dios que te sentaras, aquella tarde a su lado.
Para ver morir a un hombre, con apenas veinte años.
Torero de grandes obras, no conociste tu gloria.
Pero quedó para siempre, en nosotros tu memoria.


Quiso Dios que te sentaras. Aquella tarde a su lado.
Compendio de malas suertes, con el toro estoqueado.
Herido de muerte fuiste, por Burlero en el costado.
Con el corazón partido, tus amigos te llevaron.



Quiso Dios que te sentaras, aquella tarde a su lado.
Llevarte tan pronto al cielo, con apenas veinte años.
Príncipe de Querubines, te tenga Dios a su lado.
Quiso Dios que te sentaras, aquella tarde a su lado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario