Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 10 de julio de 2014

OTRA DE SANTA COLOMA HERIDA

Fue allá por 1932 cuando D. Joaquín Buendía Peña adquiere del Sr. Conde de Santa Coloma su ganadería. Esta procedía de la formada en por D. Manuel Suarez Cordero, con reses de la viuda de Lesaca. A la muerte de este, en 1880, una de las partes fue adquirida por Dña. Dolores Monge viuda de Murube que la aumentó con machos y hembras de José Arias Saavedra. En 1884 vendió la mitad de la ganadería a Eduardo Ibarra, el cual en 1904 la vendió en dos lotes, uno para Fernando Parladé y otro que adquirió Manuel Fernández Peña, quien en 1905 se la vendió al conde de Santa Coloma, que la aumentó con reses procedentes del marqués de Saltillo, cuyas dos ramas por separado conservó el mencionado conde. En 1932 vendió  D. Enrique Queralt conde  de Santa Coloma a D. Joaquín Buendía. En 1996 Joaquín Buendía hace tres lotes de igual número de machos y hembras, que reparte entre sus hijos y su socio, adjudicándose a José Luis uno de los referidos lotes. Otro es para Javier, propietario de la ganadería anunciada como Bucaré.
El 27 de junio de 1943 salió por los chiqueros de Las Ventas Turquesito; su pelea fue un derroche de codicia y nobleza, y su matador, Pepe Bienvenida, le cortó las dos orejas. Era el primer toro de la ganadería que se lidiaba en Madrid.
Los principales hitos de los santacolomas en Las Ventas durante los 60 fueron la lidia del soberbio novillo Mangarrango, el 25 de julio de 1960, y la corrida de Felipe Bartolomé lidiada en la feria de San Isidro de 1966  por   Antoñete, El Cordobés  y Tinín. Chenel abrió la puerta grande tras cortar una oreja a sus dos toros. También abrieron el portón de la calle Alcalá con reses de este hierro, Ortega Cano y Julio Robles, en los años 1987 1988 el primero y en 1989 el salmantino.

 Desde 2008 el hierro de Bucaré pasó a propiedad del torero de Colmenar Viejo, Carlos Aragón Cancela que trasladó su compra a la finca Canto de los Palancares, en el término municipal de Manzanares el Real (Madrid), anunciándola con el nombre de Flor de Jara.
No cabe duda que la afición del nuevo ganadero será un buen impulso a esta vía de Santa Coloma, pero desgraciadamente le hará falta más que afición para que se cumpla su deseo de ver sus toros de vuelta a las grandes ferias. Es curioso que haya nuevos ganaderos conocedores de la situación de este tipo de toros se sigan interesando por esta sangre. También Valdellán eligió sangre santacolomeña para su ganadería, formándola con reses de Dña. Pilar Población y del Hoyo de la Gitana.

Pero desgraciadamente la otra cara de la moneda obligó a ganaderos como Mariano Cifuentes a mandar sus Coquillas al matadero, al igual que los de Sánchez Fabrés Otra herida más para este encaste y para el campo bravo español. Hierros legendarios como Concha y Sierra, Atanasio Fernandez Iglesis, aunque este dejo semillas extendidas de su casta. La de Antonio Peláez con el antiguo encaste de Gamero Cívico., Sanchez Cobaleda. Escribiendo este artículo me llega la noticia de otro encaste de procedencia Saltillo que pasa por el matadero, se trata de la ganadería de Jesús Pérez Escudero, dos fincas salmantinas, Fuenterroble y Gavilanes se quedan vacías. Si esto sigue así se perderá el toro y si esto ocurre con el morirá la emoción y con ambos el espectáculo.


Es decepcionante  que el incierto futuro de este encaste y otros esté en manos de los señoritos figuras y sus apoderados-empresarios, que a pesar de las quejas de ganaderos y de aficionados que abogamos por el toro de verdad en las plazas siguen desoyendo e imponiendo el toro de salón tonto y anovillado del monoencaste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario