Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

martes, 3 de junio de 2014

YA VAN DOS




03/06/2014. Madrid Las Ventas 24ª de abono, rozando el lleno.

Toros: ADOLFO MARTIN, desiguales de presentación, con escasez de casta, algunos con poca cara

ANTONIO FERRERA. Pinchazo y estocada. Silencio. Dos pinchazos y bajonazo. Silencio.
DIEGO URDIALES. Estocada corta. Silencio. Tres pinchazos y dos descabellos. Un aviso División.
MIGUEL ANGEL PERERA. Estocada. Saludos. Estocada. Dos orejas.

La tarde pintaba mal, el encierro de Adolfo Martín  no cumplió las perspectivas que levantan estos toros, se empleaban con furia en los capotes pero salían del caballo con mucha flojera el 1º y el 2º se pararon en la muleta, el tercero con más recorrido lo axfisió Perera con una faena encimista sin la distancia que pedía el toro, salvo el desastroso peculiar show de Ferreras en banderillas, no habíamos visto nada, Ferreras pasó desapercibido ante un lote deslucido, un primero que se quedó sin gasolina en dos tandas y un cuarto distraído con una embestida incierta´

Urdiales tuvo un 2º escaso de fuerzas que gazapeaba de manera molesta y un 4º con el que practicó un toreo sin ligazón, empeñado en sacar los muletazos de uno en uno, a pesar que por momentos el toro le pedía esa continuidad que el torero le negaba. Demasiada distancia en el toreo por fuera.

En sexto lugar, saltó a la arena Revoltoso con 590 kg en su anatomía, como sus hermanos no se tragó ni un capotazo decente, salió del caballo tropezando y dando muestras de invalidez y se escucharon protestas. Perera lo mimó sujetándolo con muletazos suaves, de los que no molestan y poco a poco lo metió en la muleta para sacarle alguna serie rotunda y  otras de menos rotundidad jugando con astucia en las distancias. La plaza se volcó, o gran parte de ella y comenzaron los olés y la entrega de ese respetable que gusta del toreo moderno, en este caso mezclado con el bueno. Una estocada algo trasera dio con Revoltoso en la arena y se desataron pasiones y alguna protesta.

A mi entender no fue faena de Puerta Grande y el Presidente debió medir la entrega de trofeos, pero el torero pacense venía avalado por su triunfo del día 23 de Mayo y hubo gracia en la consecución del segundo trofeo que le llevó a hombros hasta la calle de Alcalá.












No hay comentarios:

Publicar un comentario