Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 5 de junio de 2014

LA AFICION CON SU REY


04/06/2014. Madrid, Las Ventas. Corrida Extraordinaria de la Beneficencia. Preside S.A. El Rey. Lleno
Toros: ALCURRUCÉn. Desiguales de presentación. Flojos y mansos 


EL JULI. Estocada trasera (una oreja). Media estocada trasera.División.
IVÁN FANDIÑO. Estocada desprendida. Silencio. Estocada. Un aviso. Una oreja.
ALEJANDRO TALAVANTE. Estocada trasera atravesada y cuatro descabellos. Silencio. Media estocada caída y tres descabellos. Silencio.


Otra decepción ganadera. Si los que pedimos el final de la hegemonía bodeguera nos encontramos con esto, apaga y vámonos, ni Escolar, ni Adolfo, ni Alcurrucen han valido y si la nota ganadera, la puso El Montecillo, esto está en serio peligro de verdad. El encierro de los hermanos Lozano ha sido flojo y descastado tan solo el 5º ha obtenido aprobado por los pelos gracias a Fandiño.


El Juli, con el que abrió plaza, un torito de poca presencia y menos fuerza, realizó una faena ramplona, de muletazos robados, sin continuidad, para llevarse al esportón una oreja muy protestada que le regaló D. Julio, que a su vez se llevó una bronca monumental. En el cuarto agradeció el regalo con una serie de trapazos insoportables.

Fandiño puso la nota de color con el 5º de la tarde y no es que fuera mucho mejor que sus hermanos, si no que el coleta le entendió y aprovechó lo poco bueno que tenía el animalito, expuso para lograr meterlo en la muleta y sacarle una faena más que aceptable donde hubo momentos de emoción y buen toreo, le mató por arriba y el público le pidió el trofeo con mayoría.
Talavante no tuvo enemigos y se limitó a cumplir el trámite pasando desapercibido, no puso demasiado interés y le hubiéramos agradecido algún detalle, pero el pacense no estaba por la labor.



Lo mejor de la tarde fue sin duda las dos ovaciones que se le ofrecieron al Monarca. La afición le reconoció su afinidad por la defenestrada fiesta y la oreja de Fandiño. También hubo dos pares de banderillas de Trujillo que se desmonteró.

Esta ha sido la última corrida de toros presidida por el Rey D. Juan Carlos I, un monarca aficionado a los toros, que nunca se ha escondido para sentarse en un tendido y ha proclamado su auténtica afición. GRACIAS MAJESTAD.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario