Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 15 de mayo de 2014

PONCE LLENA LAS VENTAS














15/05/14 Madrid Las Ventas 7ª de abono, lleno, no hay billetes


Toros: Toros de VICTORIANO DEL RÍO, endebles de patas, justos  casta. y desiguales de presentación.


ENRIQUE PONCE.. Pinchazo, pinchazo hondo y descabello. Silencio. Pinchazo, estocada y tres descabellos. Un aviso. Ovación.
SEBASTIÁN CASTELLA. Bajonazo. Silencio. Estocada. Silencio.
DAVID GALÁN. Bajonazo trasero y diez descabellos. Silencio. Pinchazo y estocada. Un aviso.
Silencio.

Muy floja la corrida de Victoriano del Rio, algunos toros quedaron sin picar, muy protestado el 3º por falta de trapío. No ha dejada buena imagen el ganadero de Guadalix de la Sierra, muy por debajo de lo que nos tiene acostumbrados.


Seis años han hecho falta para que Enrique Ponce volviera a Madrid y lo hiciera con las ganas de un novillero a pesar de sus 25 años de alternativa, la pena ha sido que no tuviera el enemigo adecuado a su toreo, Ponce necesita más, necesita el toro móvil y con más casta que la que le han dado los toros de la sierra madrileña. Aún así, ha dejado las pinceladas del toreo sobrio que ha caracterizado toda su carera, ese poderío que le ha llevado a grandes triunfos, esa aptitud para torear diversos encaste y poder a los más duros, en definitiva acabar su carrera en figura del toreo. Tomen nota los que se llaman figuras de lo que hay que hacer para serlo.


Sebastián Castella, ha pasado por Madrid en esta su primera de feria con mínimos detalles, como el del botijo, en la actualidad sustituido por las botellas de Fombella. Sigue practicando ese toreo plano, de poca sustancia que le hace desistir, aun que en este caso su lote ayudo poco o nada. Generalmente apuntado a los encaste de toros de salón, le cuesta mucho despertar cuando su enemigo carece de la  movilidad necesaria y acaba sumergido en el tedio y la desgana. Madrid es una plaza exigente y no permite la vulgaridad y menos aún el encararse con su público. Debe este torero y cualquier otro respetar las opiniones a pesar de que su parecer este  en desacuerdo con el tendido y si no que se siente él tarde tras tarde pagando localidad, a lo mejor es capaz así de entender lo que soportamos los paganinis.

David Galán ha tenido una actuación leve, a mi modo de ver cayendo en el error de los toreros modernos, es decir el toreo en línea en la oreja del toro, arriesgando poco y aliviándose demasiado. Ha manejado mal los aceros, sobre todo con precipitación en el que abrió plaza, el el sexto cobró una buena estocada.

A destacar el tercio de banderillas realizado por Javier Ambel, que fue obligado a desmonterarse.







No hay comentarios:

Publicar un comentario