Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 15 de mayo de 2014

DESATINO GANADERO


14/05/14. Madrid Las Ventas, sexta de abono, tres cuartos de plaza.

Toros: LA PALMOSILLA y tres sobreros 3º de Torrealta, 4º de Gonzalo Sánchez Dalp y 5º de La Rosaleda, inválidos, flojos y descastados, excepto el corrido en 3º lugar de Torrealta. 

JUAN JOSÉ PADILLA. Estocada corta. Silencio. Estocada corta y cuatro descabellos. Un aviso. Silencio.
MANUEL ESCRIBANO. Estocada. Silencio. Estocada caída. Silencio).
JOSELITO ADAME. Estocada. Vuelta por su cuenta. Tres pinchazos y 12 descabellos. Dos avisos. Silencio.

1º devuelto Resultón
Incomprensible que esta ganadería se encartele en las principales ferias. La piara de bueyes inválidos que se paseó por el ruedo de Las Ventas es inadmisible para una feía como San Isidro. Queda en evidencia que el factor económico tiene mucho que ver en la presencia de la ganadería en las principales ferias. Se sigue con reiteración los festejos anunciados con el monoencaste y siguen ocurriendo desastre tras desastre. La consecuencia del dominio de los apoderados empresarios que planifican la temporada de sus pupilos desde la primeria feria y las llamadas figuras que exigen el toro de salón, obligan a la proliferación de todo lo derivado del encaste Domeqc dando lugar a que ganaderías prestigiosas que conforman otros encaste estén desapareciendo. La pregunta es ¿Se acabará con el tiempo lidiando solo este encaste? De ser así acabará la fiesta al mismo tiempo. La pérdida de encastes legendarios lleva consigo el final de la cabaña brava y la atrocidad de la monopolización de algo tan variado y vistoso como es la fiesta de los toros. hay que añadir a espectáculo dantesco visto, que la corrida se fue sin picar, leves picotazos qu no hicieran pupa y mantuvieran en pie como fuera a los animalitos.
3º devuelto Jaleo
Con semejante material los toreros pasaron desapercibidos. Padilla se perdió en un mar de trapazos. Escribano reiterativo con esa puerta gayola que ha inventado a 10 metros de la raya del toro.
 La suerte la tuvo Adame con el sobrero de Torrealta, pero la desperdició. El toro tenía movilidad y metía la cara con clase, pero el mejicano se lió encimando al toro para darse un arrimón insulso que ahogó todas las posibilidades de lucimiento. Mató de una gran estocada y se le pidió la oreja, pero el buen criterio de D. justo Polo la negó 










No hay comentarios:

Publicar un comentario