Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

jueves, 6 de febrero de 2014

CREER Y ESPERAR


















Creo y espero que la empresa sevillana aproveche la ocasión y actúe con cordura olvidándose de los toros bodegueros en ausencia de sus delicados matadores. Debido a circunstancia de las notables ausencias, quedan abiertas las puertas de la Real Maestranza a toreros de otro corte y por supuesto de menor caché, lo que debería deja también abierta la puerta a otros encastes.
He leído con agrado la opinión de D. José María Moreno Bermejo en el blog Del Toro al Infinito y se puede ver en el escrito una afición abierta y verdadera.
Acorde con mis ideas taurinas, no puedo estar más de acuerdo, pero al igual que él, nada más lejos de mi intención defender a los titulares de la gestión del coso del Baratillo. Si en cambio me alegra la ocasión que se les presenta al haber salido por su cuenta de su feria las figuritas matajuampedros.
Creo y espero que esta ocasión sea aprovechada y valga para una consideración al aficionado que somos los que mantenemos esta fiesta.
Si se encartelan toreros de menor caché y ganaderías de encastes llamados minoritarios y se lleva aparejado a todo esto un menor coste de los billetes, también le abrimos la puertas a aficionados que no visten de Armany ni llevan clavel en la solapa, esos que siguen acudiendo a las plazas de temporada fuera de las ferias, esos a los que engañan a diario los figurones de toreo modernista, en definitiva  los fieles, los que van a ver toros y no a salir en la tele ni hacerse fotos.




Transcribo a continuación la opinión del Sr. Moreno Bermejo, con la que me solidarizo al 100%.




¿Veremos alguna vez a una empresa que tome medidas como las que enuncio? Me temo que no. Los cromos de los intereses ligados, seguirán intercambiándose impúdicamente. El aficionado pagando desmesuradas cifras por ver las corridas; los toreros modestos cobrando poco para que los del “Top 6” puedan alcanzar sus demesurados honorarios. ¿Llenarían las plazas si se pusieran en sus corridas los precios resultantes de su coste? Hagan la prueba, por favor. Entradas a precios acordes con los sueldazos de los artistas, y de los toritos febles que portan bajo el brazo. Y tras el cálculo del costo de la corrida, sumar el 15% de beneficio industrial; ver a cuál precio salen las entradas y a ver si se llena la plaza. Lo mismo con los modestos, que seguro que llenarían más; aunque el cambio cueste asimilarlo… ¡merece la pena!


Este osado proyecto permitiría la bajada del precio de las entradas de forma importante, alejándolos de los inadecuados 89,00 € del tendido de sombra actual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario