Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

miércoles, 9 de octubre de 2013

¿QUE OCURRIO CON LOS TOROS EN CANARIAS?


ALGO OLVIDADO, NO PROHIBIDO
Con la aprobación en el parlamento de la fiesta como bien inmaterial, queda en manos de las Comunidades Autónomas la posibilidad de prohibición de las corridas de toros.
El gobierno utiliza la mayoría absoluta que le otorgamos para hacer política de acercamiento y obvia la mayoría aplastante de firmas que pusimos en sus manos para evitar las prohibiciones.
He reproducido el artículo que firme en la revista EL RESTRILO de la Peña Los Areneros, hace casi un año, donde queda reflejada con fidelidad, la intenciones de algunas Comunidades y espero que todo quede en eso, en intenciones. 



 
 
 

Se rumorea,  con la insana intención de confundir, aprovechando una vez más las circunstancias adversas, que La Fiesta de lo Toros se prohibió en Las Canarias hace veinte años. Una vez más la mentira es utilizada por los detractores para infringir daño a la Fiesta. Pero en su ignorancia, no tienen en cuenta que somos muchos los aficionados/as que nos procuramos información fiel, tratando de contrastar lo incierto de las apreciaciones que vienen utilizando.

MUNDOTORO 30 de Julio de 2010

Madrid (España) Los toros NO están prohibidos en Canarias. Lo dice la Ley 8/1991 de 30 de abril de Protección de los Animales de esta Comunidad Autónoma. Por mucho que algunos medios de comunicación, los políticos prohibicionistas, la plataforma Pro o los antitaurinos emergentes, se empeñen en afirmarlo y sostenerlo una y mil veces. Todos ellos mienten al decir que Canarias fue la primera Comunidad Autónoma en prohibir los toros y que por tanto, Cataluña es la segunda Autonomía que se une a la abolición. Nada más lejos de la realidad.

El fedatario mentiroso de la prohibición, que nunca ha existido, de las corridas de toros en Canarias, auto-designado animalista y actual diputado regional del PP, Miguel Cabrera Pérez-Camacho, ha afirmado, "es un buen día para los animales" ¿A quien se referirá? Después de que el Parlamento catalán haya prohibido las corridas en Cataluña. Como siempre y arrimando es ascua a su sardina, e igual que los otros olvidan los corre bous, este pasa por alto las peleas de gallos.
Al mismo tiempo este individuo ha vaticinado que aunque no será sencillo, en unos cien años "esta salvajada estará prohibida en toda España". ¡Ni tú ni yo estaremos para verlo! La diferencia es que a mí no me consuela.

¿Se habrá molestado en enterarse el susodicho de lo que ha sido la Tauromaquia Canaria? Empecemos recordando las dos plazas principales ubicadas en el archipiélago:
En 1970 con el inestimable trabajo como precursor, del torero almeriense Octavio Martínez Fernández apodado Nacional, se inauguró la plaza de toros casi monumental, de Las Palmas de Gran Canaria. Tenía un aforo de más de 14000 localidades, careciendo de gradas y andanadas. El cartel de inauguración lo formaron Angel Peralta, Gregorio Sánchez, Paco Camino y Julio Belinchón.

 La plaza se encontraba en obras debido a los problemas de cimentación, hubo de trazarse el ruedo de forma ovalada, al no poderse demoler parte de las rocas volcánicas que formaban el entorno. Nos ha sido imposible conseguir alguna foto del coso.

La más antigua fue la de Santa Cruz de Tenerife, que todavía existe y quizás la afición chicharrera, también haya sido la más arraigada.
El recinto fue inaugurado oficialmente en 1893 y contaba con un aforo de 6.800 personas. En el año 1924, la plaza se incendió y una gran parte de ella fue destruida: los palcos, las gradas, así como los corrales y los chiqueros se vieron afectados.

En 1927 y después de los trabajos de remodelación, el coso acogió de nuevo una corrida de toros y se utilizó para tal finalidad hasta el año 1983. A partir de este momento, la plaza ha acogido diferentes eventos.

Según las hemerotecas, en el año 1986 el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife había decidido transformar este espacio en un coliseo para usos múltiples con una capacidad para 10.000 personas. Por ello, el proyecto se incluyó en el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) ya que se consideraba que era un patrimonio que se debía conservar. Con este fin, el Ayuntamiento de la capital tinerfeña destinó la cantidad de 35 millones de las antiguas pesetas

La plaza en la capital, fue inaugurada el 30 de abril de 1893 con los matadores Luis Mazzantini y Antonio Moreno Lagartijillo
Finalizó su cometido taurino, con la historia de Solitario, relatada por el propio José Méndez en su libro La centenaria plaza de Toros de Santa Cruz, refleja en toda su dimensión cómo la muerte de la fiesta nacional en Tenerife pasó con más pena que gloria por la mirada mayoritariamente ajena de la sociedad local. Así, el empresario de uno de los últimos espectáculos celebrados en la plaza santacrucera, el 6 de marzo de 1983, dejó abandonado en los corrales a uno de los novillos, rebautizado entonces como Solitario. Comió gracias al pienso que le echó Juan, el conserje, hasta que un guardia civil lo abatió al ver que el empresario no lo reclamaba.

Existieron dos plazas más en el archipiélago, la de Maspalomas, que aun existe y se utiliza para fiestas nocturna como bar de copas al aire libre y la de Tías en Lanzarote, esta última demolida en 1996. Las dos de pequeño aforo.

Las islas afortunadas aportaron también nombres al escalafón  de matadores, el primero Avelino Rivero González, apodado Pedrucho de Canarias, que tomó la alternativa en Santa Cruz el 23 de Julio de 1939, de la mano de Jerónimo Pimentel y Juan Posadas, con toros de D. Ramón Zumel y el malogrado José Mata García,  Pepe Mata, al que  segó la vida el toro Caracol el día de la inauguración de la plaza de Villanueva de los Infantes, el 27 de Julio de 1971. ¡Pero hubo más!, Enrique Marciel, Juan Fierro, Fabián Sosa, Pepe Saez, Joaquín Pereiro, Miguel de los Reyes, Rafael Losada,  nacidos o afincados en la islas, vieron su nombre encartelado en tan bella  tierra y en los cosos de la península y en suramérica.

Si  todos fueron significativos por su Tauromaquia, el novillero Orlando Ramos, lo fue más por su labor como empresario del coso de Maspalomas, incorporando la fiesta al turismo de la isla. Hubo de abandonar su empresa, debido a las dificultades del traslado del ganado desde la península.

Si la tauromaquia isleña, data de 1893, suma 119 años de historia, a pesar de los 29 años de ostracismo y desafortunado uso. Solo y una vez más, la voz de un político prohibidor, abolicionista, desinformado e ignorante, se puede atrever a tal sarta de disparates.


Agradezco al torero Enrique Marciel su colaboración por los datos aportados

.

3 comentarios:

  1. Buenos días, tengo una foto de "Manolete" haciendo uno de sus habituales estatuarios. La foto se sitúa en la Plaza de Santa Cruz de Tenerife. Por algún detalle de la plaza me parece que esta ubicación puede estar equivocada. Mi pregunta es si realmente "Manolete" toreó en Tenerife y en que año?. GRACIAS, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Parece que sí toreó, he visto la foto y puede que la foto sea de allí. No obstante estoy buscando la fecha para corroborarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante, Vicente, soy el aficionado del domingo en Las Ventas que se interesó por este artículo tuyo. Me acaban de colgar uno mío sobre la retirada de Morante, por si te interesa algo, en http://adiosmadridtoros.blogspot.com.es/, como ya no hay tertulias de toros en cafés o bares, ¡nos queda internet!

      Eliminar