Páginas vistas en total

Páginas vistas en total

lunes, 30 de septiembre de 2013

¿ERRAR ES DE SABIOS O DE TONTOS?


29/09/2013 Madrid Las Ventas. Novillada concurso de ganaderías.




Juan Luis Fraile
Sánchez Cobaleda






                                             Moreno Silva

Manuel Quintas
La Interrogación
Paloma Sánchez Rico




Parece mentira pero es verdad Taurodelta vuelve a cometer un grave error,  lo que nos hace pensar que no es debido el error a su sabiduría. Se atreven a convocar a la afición a una novillada concurso, dentro del ciclo de los encastes minoritarios y encartelan una vez más a tres novilleros de escaso bagaje para lucir a los encastes elegidos, o a lo peor dejar el premio desierto. Y hubo algún novillo que pudo optar al premio:
 
El primero, un Graciliano muy en la línea de Santa Coloma, que recibió tres varas arrancándose de largo, alguna de ellas brutal, que apretó en banderillas y llegó al tercer tercio con un buen tranco y comiéndose la muleta y al que Francisco Pajares que contaba con tan solo un paseíllo en 2012 no supo que hacer con el, dejándonos sin verle.
El sexto de La Interrogación, un novillote fuera del tipo Santa Coloma que su semenjanza con los Coquillas se ceñía tan solo a las criadillas, pero que realizó cuatro largas arrancadas y llegó a la pañosa sin fuerzas y parado, al que Alberto Escobar con los dos paseíllos de la pasada temporada, no puso oposición alguna.
Un cuarto de Manolo Quintas al que se le pusieron dos varas en las querencias, porque el subalterno que acompañaba la cabalgadura  no quiso ver  y le dejó llegar. La tercera vara la tomó con distancia, llegando a la muleta con la cara alta y defendiéndose para hacer pasar un quinario a Francisco Pajares.
Un espectacular quinto de Paloma Sánchez que solo tomó un vara con la distancia requerida en una concurso y dos muy fuertes fuera de la raya casi debajo del caballo.
El precioso segundo de Sánchez Cobaleda que manseó en el caballo, que hubo de banderillear en las querencias y apretó para adentro a los banderilleros.
Y el tercero de Moreno Silva, de menos presencia, pero muy asaltillado, que fue el peor en el caballo y llegó a la muleta sin humillar y defendiéndose.
En este orden me gustaron los novillos y considero que dejar desierto el concurso no ha sido culpa de los ganaderos y sí de la prestigiosa empresa que no sabe o no quiere organizar un evento de la seriedad de una concurso, aunque sea de novillos.
 
 
Para mí hubo un buen novillo bravo y encastado, de los que no gustan a la mayoría de los coletas merecedor del premio, al que no pudimos ver en su máximo esplendor por la bisoñez del novillero. Garbancito de Juan Luis Fraile.
Hubo destellos de otros que se quedaron en destellos por el mal hacer de los lidiadores.
Mal se le puede dar la importancia requerida a este tipo de espectáculos si la otra parte principal que son los lidiadores, y meto a todos, novilleros, banderilleros y picadores, no quieren unos  y no saben otros cual es la aptitud requerida.
 
 


.



No hay comentarios:

Publicar un comentario